La abundancia de jabalíes que se da en la actualidad permite la caza del jabalí bajo cualquier modalidad, en este artículo vamos a explicar las diferentes modalidades de caza del jabalí que existen y cuales son sus características.

Por supuesto se puede cazar jabalí tanto con escopeta como con rifle, siendo la primera más popular y económica y el segundo más preciso, certero y eficaz. Las balas de rifle son más rápidas que las de escopeta y por lo tanto sus efectos sobre la pieza son más letales.

En otras latitudes también se caja el jabalí con perros de agarre y cuchillo, también en España hay quien practica esta modalidad, pero normalmente está reservada a los perreros que deben enfrentarse al jabalí encamado o herido que está siendo acosado por los perros sin utilizar la escopeta para no herir a la rehala.

Es tal la densidad de jabalíes en el monte, llegándose en algunas comarcas a cifras superiores a los doce animales por hectárea, que su caza se puede practicar en cualquier modalidad. La más frecuente es la batida, pero también se puede cazar al rececho, a la espera o incluso como se cazaban antes las perdices: a mano, no en vano en estos momentos ¡hay en el monte más jabalíes que perdices!

Caza de jabalí con escopeta

Se trata de la modalidad de caza más frecuente porque las escopetas son en general más baratas que los rifles y también porque se pueden utilizar para la caza menor además de utilizarlas para la caza del jabalí. Como que las escopetas tienen los cañones lisos, los fabricantes de balas las hacen con un diseño estriado para suplir las rayas que no tiene el cañón del arma.

Las escopetas modernas disponen de chokes para agrupar el tiro cuando se utilizan cartuchos de perdigones. Estos mismos chokes  o estrechamientos del canón de la escopeta hacen peligroso utilizar las escopetas con balas. Si es posible, para cazar el jabalí con balas de escopeta, es preferible sustituir el cañón por otro perfectamente cilíndrico llamado slug.

Espera de jabalí con escopeta

En cuanto al arma no hay nada que añadir, salvo que la distancia de tiro en las esperas suele ser más corta y por lo tanto la escopeta puede ser más letal que en batidas abiertas. También, en las esperas, el jabalí no es acosado por la rehala sino que entra en el puesto por su querencia al cebadero o a la charca, y por lo tanto está tranquilo e incluso parado cuando el cazador procede al lance.

Caza de jabalí en mano

La caza en mano era una modalidad de caza para las perdices, los cazadores se disponen en una fila, uno al lado de otro, a la distancia aproximadamente de dos tiros, y van avanzando por el monte junto con los perros hasta que encontraban el bando de perdices, lo hacían levantar el vuelo y podían dispararles.

Uno de los perjuicios que la sobrepoblación de jabalíes está causando al medio ambiente, además de los daños a la agricultura, la propagación de epizootias y los accidentes de tráfico, es que el jabalí es un depredador oportunista que no duda en acabar con todo un nido de perdices o con los gazapos de una conejera.

En estos momentos se puede aseverar que hay más jabalíes en los campos y en los montes que perdices, y su extraordinaria abundancia permite su caza «en mano» como antes se hacía con las perdices.

Caza del jabalí a rececho

La caza mayor al rececho consiste en aproximarse cautelosamente al animal siguiendo sus rastros y ocultándonos de sus vistas y de sus vientos, hasta que está a distancia de tiro, para así poder abatirlo. En los cazaderos del norte de la península Ibérica esta modalidad de caza es prácticamente imposible porque los montes están demasiado espesos de matorral como para poderse aproximar al jabalí o al lugar donde se encuentra encamado sin alertarlo a tiempo para que emprenda la huida sin poderlo ver siquiera, y mucho menos disparar sobre él.

El estado en el que se encuentran los bosques es, sin duda, uno de los factores que permiten la excesiva población de jabalíes porque allí encuentran refugio y sustento.

Caza del jabalí en batida

Es la modalidad más utilizada, los cazadores se disponen formando unas armadas o líneas de escopetas y rifles que cubren una porción de terreno o mancha y los perreros entran en la mancha con las rehalas procurando que los jabalíes huyan hacia la línea donde se encuentra apostados los tiradores.

Caza del jabalí en Cataluña

    • Batida de jabalí en Gerona
    • Batidas de jabalíes en el Montseny
    • Batidas por daños a la agricultura en Gerona

Caza del jabalí con perros

    • Caza del jabalí con Laikas Siberianos
    • Caza del jabalí con dogo argentino
    • Caza del jabalí con perros en Galicia

Caza del jabalí con perros y cuchillo

    • Caza de jabalíes con perros y cuchillo en Malena
    • Caza de jabalíes con perros y cuchillo – Costa del Río Negro
    • Cacería de jabalíes con perro en la provincia de Formosa

Autor: Paco | Artículos