Vista del cazadero desde la parada de Paco Gamero. Al fondo Montdivi

Vista del cazadero desde la parada de Paco Gamero, en la linde de los almendros. Al fondo Montdiví

El domingo día 20 de marzo, amaneció sin lluvias. Teníamos previsto hacer Les Serres Belles. El problema era que no había paradas suficientes. Lo que sí sobraban eran ganas de cazar. Éramos 11 paradas y 6 collas de perros: Las de Miguelet, Xavi Sañé, Pedro Berjillos, Javier Jariod, Santi y Felix Gonzáles.

Nos reunimos en el bar de Tartareu y, tras el imperdonable desayuno, sin sorteo, nos distribuimos los puestos. Colocarían Manolo Pereira, Paco Gamero y Xavi Sañé. En poco tiempo todos en sus puestos.

Cuando se estaban soltando los perros se escuchan 3 disparos y seguidamente otros tres. Paco Gamero, a través de la emisora, pregunta: -Has tirado tu, Joan, (Refiriéndose a Joan Moliné). Tras insistirle, este contesta; si he sido yo. Me han pasado 5 y, lo malo es que me había ido del puesto a ver si tenía mejores opciones en otro sitio, cuando he visto que pasaban por encima de la mochila. ¡Que mala suerte!. Me he quedado con uno y otro lo he revolcado.

Este es el jabalí cobrado por Joan Moliné. A la postre, sería el último jabalí de la temporada. Si se hubiera quedado en la parada, seguro que cobra más de uno. Le pasaron 5. Ahora, la duda es, si se movió del sitio para buscar mejor sitio o fue a buscar "cava".

Este es el jabalí cobrado por Joan Moliné. A la postre, sería el último jabalí de la temporada. Si se hubiera quedado en la parada, seguro que cobra más de uno. Le pasaron 5. Ahora, la duda es, si se movió del sitio para buscar mejor sitio o fue a “buscar” cava.

Los perros ladran frenéticamente. Casi todos persiguen corzos. Posturas y perreros maldicen a estos animalejos que están copando el monte. En esta época ya no se les puede tirar y así, se ríen de perros y cazadores.

Parece que se levantó algún jabalí que no se dejó ver. Lo que si se vio fue como los corzas sacaban a algunos perros de la cacería. Javier Jariod fue con sus perros hasta la postura de Joan Moliné para ver si sus perros encontraban el jabalí que decía había revolcado. Lo que pasó es que los perros cogieron el rastro y se marcharon por la Malera a gran distancia. Eso sí, Javier encontró alguna gota de sangre.

Sobre las 13 horas, los perreros están concluyendo su recorrido y cerca de sus remolques. Menos Miguelet que se irá andando hasta su nave con los perros. Orden de retirada. Pero entonces, cuando las posturas ya habían enfundado sus armas y se dirigían a los coches, Miguelet, grita por la emisora: ¡¡Todo el mundo quieto!!. Mis perros han levantado el jabalí grande que hemos estado detectando toda la temporada!!. Efectivamente, se trataba de un jabalí cuyas huellas eran alucinantes. Como alucinantes eran las embestidas que le hacía a los perros. Algunos de los que ya había recogido, con más voluntad que orden, se pusieron en sitios por donde podía intentar huir el jabalí. Alguno de ellos, se habían precipitado tanto que, al final, se percataron, que habían desenfundado el rifle pero no lo habían cargado. Total, el gran jabalí se marchó, sin ser visto y, por suerte, sin haber causado heridas graves a ningún perro.

Así concluyó la cacería y la temporada 2015/16. La temporada, tal y como se calificó en la asamblea del día anterior, ha sido muy buena. Hemos cobrado 89 piezas, 23 más que la temporada anterior. Sin contar los zorros, que fueron 7. Prometemos contabilizar la próxima temporada todos los raposos aunque no sean comestibles.

Bonita imagen tomada desde la parada de Paco Gamero, en la linde con los almendros. Se ve buena parte del cazadero y, al fondo, Los Picons de Os de Balaguer

Bonita imagen tomada desde la parada de Paco Gamero, en la linde con los almendros. Se ve buena parte del cazadero y, al fondo, Els Picons de Os de Balaguer, a la derecha, así como parte de la Serra La Mora, al fondo a la izquierda.  Buenos cazaderos