La vigésima sexta cacería era una de esas cacerías que suelen levantar expectación. La temporada toca a su fin y ya se ha cerrado la veda en otras comunidades autónomas. Contabamos con la participación de bastantes invitados. El cazadero elegido fue La Malera.

Las previsiones que teníamos eran alrededor de 50 paradas y 7 rehalas de perros, Las de Miguelet; Xavi Sañé, Pedro Berjillos, José Manuel Palacios y Javier Jariod, ademas de dos perreros invitados: Santi de Sástago y Félix González. Finalmente contaríamos con 47 paradas, de ellas, 23 invitados. Además, se reincorporaba con nosotros Ton el Romano, después de su convalecencia tras su operación de cadera.

En el bar social de Tartareu, a las 8 de la mañana, había un bullicio infernal. No se podía hablar. Y si se hablaba no te podías hacer entender. Paco Gamero si que hizo callar a toda la concurrencia para recordar a todos que ya no se podía cazar el corzo (Las hembras), la importancia de observar las medidas de seguridad y la obligación de mantenerse en la parada hasta la orden de retirada.

Este día, colocaríaan: Tom, el Romano, Placid, Manolo Pereira y Pepe Salcedo junto a Jaume el Negre. Lo más importante era cerrar todos los escapes y los sobrantes, se colocarían en el interior del cazadero. A las 9,10 horas, todos en marcha y a las 10,30, orden de soltar perros.

 

Zona que cubría Paco Gamero en el interior de La Malera

Zona que cubría Paco Gamero en el interior de La Malera

Pronto las primeras ladras y los primeros disparos. A lo largo de toda la cacería no cesarían y los jabalíes, en su mayoría, escapan. Unos tocados pero, muchos otros, sólo asustados. Sebastián Yeste fue el más afortunado: cobró 2. Joan Moliné cobro un buen ejemplar. Marchal otro y el resto invitados. En total 8 de los más de 20 que se levantaron.

El otro lado de la Parada de Paco Gamero

El otro lado de la Parada de Paco Gamero

 

Un buen ejemplar cobrado el día 12

Un buen ejemplar cobrado el día 12

 

Joan Moline se estrenó esta temporada

Joan Moline se estrenó esta temporada

 

Bonita panorámica desde cerca de la Parada de Paco Gamero

Bonita panorámica desde cerca de la Parada de Paco Gamero

 

Prieto, Pepe Blanco, Tete, El Pequeño Pepe Blanco, Paco Reillo y Joan Moline, se fotografían con las primeros 5 ejemplares que llegaron al punto de encuentro

Prieto, Pepe Blanco, Tete, El Pequeño Pepe Blanco, Paco Reillo y Joan Moline, se fotografían con las primeros 5 ejemplares que llegaron al punto de encuentro.

Despues de la cacería, es el momento de celebrar los éxitos y alvidar los fracasos con una buena comida. Olga y Miguel se encargaron de hacer el menú. Y estas alcachofas a la brasa debían estar de rechupete

Despues de la cacería, es el momento de celebrar los éxitos y alvidar los fracasos con una buena comida. Olga y Miguel se encargaron de hacer el menú. Y estas alcachofas a la brasa debían estar de rechupete.

Este atractivo fuego auguraba unas inmejorables brasas en las que se asaría el cordero. De muerte!!!

Este atractivo fuego auguraba unas inmejorables brasas en las que se asaría el cordero. De muerte!!!. La parrilla espera

 

Las costillas y chuletas de cordero cerca del fuego, así no se enfrían

Las costillas y chuletas de cordero cerca del fuego, así no se enfrían

Antes de la carne, un buen guiso. ¡¡¡A las penas puñaladas!!!

Antes de la carne, un buen guiso. ¡¡¡A las penas puñaladas!!!

Los comensales tambien degustaron estas setas

Los comensales también degustaron estas setas

A Joan Moline, a pesar de haber cobrado este magnífico ejemplar, tampoco perdió el apetito. Pero él, junto con otro grupo, degustaron un cabrito rebozado en Can Felip

A Joan Moline, a pesar de haber cobrado este magnífico ejemplar, tampoco perdió el apetito. Pero él, junto con otro grupo, degustaron un cabrito rebozado en Can Felip, gentileza de Jaume Negre. Impresionante manjar el que degustaron.