El día 24 de febrero, se preveía un día frío. Teníamos previsto cazar en Font de Pou y, la noche anterior, ya habíamos dejado la cacería mínimamente organizada. Así que, el sábado por la mañana, mientras la mayoría desayunaba, nos dedicamos a atar los últimos flecos. Placid tampoco había venido lo que eso supone, como siempre, un hándicap. Había que arreglarse.

Éramos 27 paradas y tres rehalas de perros: Miguelet; Xavi Sañé y Pedro Berjillos. J.M. Palacios estaba pero no en condiciones de guiar los perros; se puso de parada. También asistió Berrocal y dos de sus socios, más dos invitados. Marc Badía asistía por primera vez después del calvario que le hicieron pasar para renovar la licencia de armas. Colocarían Manolo Pereira; Paco Gamero; Fernando Rodríguez y Josep Marchal las interiores. También “ayudaría” Josep, el Rei de Font de Pou.

A las 10 horas todos colocados y orden de soltar perros. Pronto empiezan a saltar corzos que cabrean al personal. Allí no se les puede tirar. También saltó un jabalí que burló las paradas y consiguió salvar la piel. No tuvo tanta suerte el que le pasó a Aranda, un invitado de Pedro Berjillos que lo mandó al mundo de los sueños.

Aranda, el invitado de Pedro Berjillos, inmortaliza su feñicidad junto al jabalí que cobró

                                                   Aranda, el invitado de Pedro Berjillos, inmortaliza su felicidad junto al jabalí que cobró

Fué bastante más tarde cuando un perro de Miguelet ladró y, acto seguido se quejó. El resto de perros de Miguelet acudieron en su ayuda y el jabalí rompió o correr hacia el otro extremo de la cacería. Allí lo licenció Juan Carlos García. Era un macho con unas defensas impresionantes; con ellas le había dejado un recuerdo al perro de Miguelet que lo encontró escondido. Necesitó la asistencia del veterinario. Uno más, este año, que ha sido un de los peores que recordamos en siniestralidad y en la gravedad de las heridas.

Magnifico ejemplar que, a pesar de su "mala leche", no consiguió salvar el pellejo.

Magnifico ejemplar que, a pesar de su “mala leche”, no consiguió salvar el pellejo. Pensamos que sus defensas no son proporcionales con su peso, pero era un extraordinario jabalí

 

Este magnífico ejemplar lo cobró Juan Carlo Garcia, quién se fotografía con él

Este magnífico ejemplar lo cobró Juan Carlo Garcia, quién se fotografía con él. Impresionantes defensas con las que le dejó su “tarjeta de visita” a uno de los perros de Miguelet que necesitó la intervención de un veterinario.

Sobre las 14 horas dimos por concluída la cacería. Fue en ese momento cuando nos abordaron los Agentes del Cuerpo de Forestales de la Generalitat. Le tocó el turno, como siempre, a Manolo Pereira. Los agentes se percataron que su licencia de caza estaba caducada. ¡¡¡IMPOSIBLE!!!, exclamó Manolo. Pero sí, así era,  la licencia de caza de este socio, caducó el día que cumplió 65 años(02/02/2018), cuando, como todos los demás socios tenía pagado hasta el 01/08/2018. Tras un innecesario incidente con los Agentes Rurales (Que según ellos desconocían estas prácticas) y,tras consultar a distintos departamentos de la Generalitat, no supieron dar una respuesta coherente, sólo el sentido común que le falta a la emisión de la licencia, hizo posible una solución coherente. Es por ello que pedimos se eleve a Medio Ambiente nuestra más enérgica protesta por esta forma de proceder que, a la postre, solo puede acarrear problemas innecesarios. O bién debían haber cobrado la parte proporcional del tiempo de vigencia (Con lo cual el afectado se hubiere percatado de tal hecho), o bien, extender la autorización hasta el día 1 de agosto de 2018 que es el periodo cobrado. O, por el contrario, haber remitido al afectado la licencia por 5 años con efectos del día 02/02/2018.

No hubo nada más, los agentes entendieron las argumentaciones y dejaron marchar a Manolo y sus acompañantes. Nos esperaba una opípara comida: cabrito a la milanesa, precedidos de un surtido de ensaladas, empanadillas, etc. De la elaboración del cabrito se cuidaron Agustín Julià y Joan Molinè. Les salió un auténtico manjar, de lo que dan fe las siguiente fotografías. O mejor dicho, los 27 que tuvimos la suerte de catarlo. ¡¡¡BIEN POR JOAN Y AGUSTÎN!!!.

Reajustado_20180224_155934

Reajustado_20180224_155909               Reajustado_20180224_155931Reajustado_20180224_155836

Reajustado_20180224_155906

Reajustado_20180224_155854

Reajustado_20180224_155833Reajustado_20180224_153927Reajustado_20180224_153921Reajustado_20180224_153927Reajustado_20180224_155825