La vigésimo primera cacería la teníamos prevista celebrar en Los Coms, en Vilamajò. No teníamos previsto ser muchos participantes.
 
Desde la parada de Paco Gamero se ve parte del pantano de Canelles, precisamente la zona donde un antiguo compañero nuestro cayó de una barca a las aguas de este pantano. Pepe, gran compañero y, que nosotros sepamos aún no lo han encontrado despues de bastantes días.

Desde la parada de Paco Gamero se ve parte del pantano de Canelles, precisamente la zona donde un antiguo compañero nuestro cayó de una barca a las aguas de este pantano. Pepe, gran compañero durante años y, que nosotros sepamos aún, este día, no lo han encontrado después de bastantes días.

El domingo, 1 de marzo de 2015, éramos bastante pesimistas en cuanta a la participación en la batida. Finalmente, nos reunimos 9 paradas (Felix Gonzalez se pondría en un puessto), y tres rehalas de perros: Miguelet, Javier Jariod y Pedro Berjillos.

Desde la parada de Paco Gamero se ve perfectamente la zona donde levantaron los perros de Javier Jariod el primer jabalí. Miguelet lo abatió desde el punto más blaquecino

Desde la parada de Paco Gamero se ve perfectamente la zona donde levantaron los perros de Javier Jariod el primer jabalí. Miguelet lo abatió desde el punto más blaquecino que se ve a la izquierda.

Tras el obligado desayuno para unos cuantos, sin sorteo ni ninguna otra componenda, nos pusimos en marcha. Colocarían Berrocal y Miguelet. En poco tiempo todos en sus puestos y suelta de perros.

La batida no empezó con buenas señales. Había rastros pero no muy fresco. Alguna ladra por parte de los perros de Javier Jariod y nada más. Parecía que la cosa se iba a saaldar con una nueva porra la batida del domingo. Lo máa positivo parecía que sería el descubrimiento de nuevos pasos para batidas futuras. Así lo comentaban tanto Miguelet como Jaume Negre y Manolo Pereira.

Cuando Miguelet y Javier ya se dirigían a los remolques, los perros de Javier Jariod, levantan un jabalí. Corre montaña arriba y se dirige a los montes de Áger. Mala suerte para él, porque en su camino se encontró con Miguelet. Allí terminó su aventura. Dos disparos y al zurron. Se evitó la porra.

Aceptable animal el cobrado por Miguelet. Su perra, CECI, lo mira atentamente, como si lo quisiera felicitar.

Aceptable animal el cobrado por Miguelet. Su perra, CECI, lo mira atentamente, como si lo quisiera felicitar. O tal vez esté pensando que Miguelet le quiere hacer la competencia, pues se ha colocado una campaneta

 

Los perros de Miguelet y alguno de Javier Jariod mordisquean el jabalí abatido

Los perros de Miguelet y alguno de Javier Jariod mordisquean el jabalí abatido. CECI en la cara del jabalí quiere imponer su gerarquía

Cuando ya se había dado orden de retirada y se recogían los perros, Pedro Berjillos que va hacia su remolque, da la voz de alarma. Sus perros han levantado 3 o 4 jabalíes. Su alerta, a través de la emisora, es respondida por Miguelet que le dice: Pedro, ya estamos en los coches!!. Acto seguido oye los perros cerca de donde se encontraba él, Paco Gamero, Pepe Salcedo, Jordi y Jaume Corsa y Marc. Todos con las armas en sus fundas. Miguelet corre monte arriba, sin arma, para intentar parar los perros de Pedro. Grita: Aquí está el jabalí!!!. Jordi , Jaume y Marc han desenfundado sus rifles e improvisan un corte. Aparece el jabalí corriendo como un “poseso” y Jaume Corsa le “atiza”, consiguiendo alcanzarlo; pero el bichejo sigue corriendo, hasta encontrar a Jordi que lo remata.

Jordi y Jaume, los Romanillos, se fotografían con el jabalí que cobraron al alimón los dos. Pero el jabalí es de Jaume, fue el primero en alcanzarlo.

Jordi y Jaume, los Romanillos, se fotografían con el jabalí que cobraron al alimón los dos. Pero el jabalí es de Jaume, fue el primero en alcanzarlo. Estábamos todos al lado de los coches cuando se propició el lance. No hubo que hacer mucho esfuerzo para traerlo al coche. Lo vamos a degustar.

En poco tiempo se ha evitado la porra y se han cobrado dos animales. El último, que no es muy grande, se le ha dado un interesante destino. Lo cocinará Berrocal para repetir comilona dentro de 15 día.