La cacería del sábado día 10 de marzo de 2018, la empezamos a organizar, como viene siendo habitual, la noche anterior en Can Felip.  Había prevista una buena asistencia de cazadores, más de 20 paradas y siete rehalas de perros; las cinco nuestras y dos rehalas de invitados. Cazaríamos Els Redols.

Las previsiones, en cuanto asistencia, se cumplieron de sobras. Finalmente nos reunimos 24 paradas y las siete rehalas previstas.  El local social, el sábado a las 8 horas, era un hervidero; la mayorías se puso a “papear”, otros a tomar su cafelito y charlar mientras  terminaban los más glotones y se hacía el sorteo. Colocarían Manolo Pereira, Placid Forcat, Jaume del Negre, Pepe Salcedo y Paco Gamero. A las 9 horas la mayoría preguntando con quien iba y donde le había tocado. Lo de siempre.

A las 10,20, todos en sus puestos y unos minutos después orden de soltar perros. Pronto empezó la “fiesta”. Jabalíes que intentaban zafarse de las paradas y bastantes corzos corriendo despavoridos. Se escuchan los primeros disparos; algunos jabalíes habían conseguido cruzar las líneas. Antonio Ruiz cobró uno; Joan Molinè otro  (Su primero de la temporada); J.M. Palacios cobró dos . En total se cobraron cuatro  y dos raposas (estas no cuentan).

 

Joan Molinè se fotografía con el jabalí que cobró el día 10 de marzo de 2018

                                                        Joan Molinè se fotografía con el jabalí que cobró el día 10 de marzo de 2018. Tal y como se aprecia, Joan, estaba más contento que unas castañuelas.

Sobre las 14,30 horas, concluyó la cacería. Había sido una muy interesante batida; lástima de los que se escaparon y se llevaron perros tras de ellos. Es lo habitual en las cacerías. Este día, la peor parte se la llevó J.M. Palacios que necesitó mas de tres horas para recuperar todos los perros.