Vista parcial del cazadero. Por aquí escapó el último jabalí de esta cacería. Paco Gamero cubría el puesto, pero el animal fue más listo y consiguió salvar la piel