Reajustado_Imagen 140

Vista de Tartaréu desde la Serra de la Mora, el día 6 de octubre de 2014

La sexta cacería la hicimos, tras una gestión de Miguelet con la colla de Os de Balaguer, en la serra de La Mora. Ellos cazaban en su coto y nosotros en el nuestro. Pero era una cacería practicamente compartida.

Éramos 14 paradas y dos rehalas de perros, Miguelet y Joan de Borjes. Colocaban Miguelet, Pepe Salcedo y Placi Forcat. Nos dimos cita en el local social de Tartaréu a las 8 horas. No hicimos sorteo dado que había paradas de difícil acceso y lo mejor era escoger a los más “andarines”. Así lo hicimos.

Sobre las 9,30 horas, orden de soltar perros, a través de las emisora se había confirmado que todos estábamos colocados. Desde algunas paradas se informaba que había bastante rastro. A esperar.

Pronto las primeras ladras de los perros de Joan de Borjes. Se escuchan tres disparos y, a continuación, el lamento de Placi Forcat. Se le había acercado un jabalí, sin muchas prisas y, cuando decidió terminar con él, se dió cuenta de tenía puesto el seguro del arma. Lo quitó pero ya era tarde, la precipitación y el alejamiento del animalejo habían provocado el fallo.

Vista del cazadero de las Serras Belles, desde la Serra la Mora

Vista del cazadero de las Serras Belles, desde la Serra la Mora

Se producen otras carreras y un cazador de la colla de José Berrocal hace dos disparos. No tenemos noticias porque no lleva emisora. Más tardes, nos enteramos que, al parecer le había dado en una pata y el otro disparo le había causado heridas que le provocaban la pérdida de tripas. No lo encontró de forma inmediata, dado que se había metido en la maleza. Al final, los perros de Miguelet lo encontraron, aún mal herido. Lo reató y así, evitó la porra en la que la mayoría de nosotros estábamos pensando.

Corrieron más jabalíes, pero fueron más astutos que nosotros. Placi avisó a Jose Cuevas que uno iba hacia él. No lo vió. Otro bajaba por una cornisa entre Paco Reillo y Paco Gamero. Bajó por un corriol antes de llegar a Gamero.

Total, sobre las 13 horas, orden de retirada, no sin antes hacer todos un esfuerzo por contactar con Joan de Borjes que no contestaba a las llamadas por la emisora y hubo que dar por buena la intuición de que ya estaba en el remolque con los perros. Al final, así fue y Joan tenía a todos sus perros. Punto final a la sexta cacería.

Reajustado_Imagen 138

Este día no tenemos documento gráfico del ejemplar cobrado, por no haber llegado a tiempo al punto de encuentro