Ejemplar que cobró Paco Gamero el día 19 en Les Serres Belles, Tartaréu

Ejemplar que cobró Paco Gamero el día 19 en Les Serres Belles, Tartaréu

El día 19 de octubre de 2013, teníamos prevista la septima cacería, en Tartareu. Nos dímos cita a las 7,30 horas en el local social. Este día, los de Sástago, nos habían dio que harían “Novillos”, que se quedarían cazando el ciervo. José Berrocal, tampoco asistía, pues tenía que organizar a su gente con la caza menor. Finalmente nos encontramos 14baradas y 4 rehalas de perros: Xavi  Sañé, Pedro Berjillos. Miguelet y Jaon Ríu, alia, Joan de Borges. Decidimos cazar en Les Serres Belles. Colocaban, Manolo Pereira, Miguelet, Placi Forcat y Paco Gamero. En muy poco tiempo, todos en sus puestos. Se habían visto rastros y la cosa pintaba bien. Muy pronto las primeras persecuciones y los primeros ecos de los disparos.

Pepe Salcedo y Joan Moliné, arrastran el jabalí cobrado por Pepe hasta el coche de Placi Forcat

Pepe Salcedo y Joan Moliné, arrastran el jabalí cobrado por Pepe hasta el coche de Placi Forcat

El día era muy bueno y estaba todo en calma. Se oían los disparos y los perreros preguntando que había pasado. Pues nada, los dos romanillos, Jordi y Jaume, que aún no han conseguido ahorrar para comprar una emisora, eran los responsables. Menos mal que, al finalizar la cacería comprobamos que Jordi había cobrado dos y Jaume, uno. Paco Reillo también se sumó a la fiesta  y cobró otro. Miguelet no quiso ser menos y también cobró el suyo. Pepe Salcedo tiró a uno que escapaba entre las matas y empezó a justificarse. “Iba muy tapado”, y además, estaba un poco lejos. Al final de cacería, con la ayuda de los perros de Pedro Berjillos, lo consiguieron encontrar. Había sido un buen disparo el de Pepe. Pero Pepe volvió a tirar sobre otro jabalí y, “bramó” por la emisora: ¡Paco Gamero!,va hacia ti. Así fue y Paco cumplió con su obligación y se quedó con el animal. Antes, Placi Forcat había cobrado otro que habían parado los perros. En total, cobramos 8. No está mal.

No, no era nada fácil sacar al bichejo de Pepe, pero con buena voluntad lo consiguieron

No, no era nada fácil sacar al bichejo de Pepe, pero con buena voluntad lo consiguieron

Ahora ya estén enganchados al coche. Al desolladero

Ahora ya estén enganchados al coche. Al desolladero

La montería concluyo sin que ninguno de los perros se escapara y tampoco ningún macareno hirió a ningún perro. Día redondo, de los que se recuerdan. Pero el asunto no podía finalizar sin otro lance de Pepe Salcedo. Esta vez sobre una corza que subía hacia la parada de Paco Gamero y, claro, la vió y la emprendió a tiros con ella. No le dio, Paco Gamero no llegó a verla, final de cacería y a recoger los perros y sacar los jabalíe de la montaña.