El día 24 de octubre de 2015, habíamos previsto cazar nuestro cazadero estrella: La Malera, en Tartareu, que casi nunca nos decepciona.

Preciosa vista de parte del cazadero de la Serra de La Malera. Es uno de nuestros mejores cazaderos y casi nunca nos decepciona.

Preciosa vista de parte del cazadero de la Serra de La Malera. Es uno de nuestros mejores cazaderos y casi nunca nos decepciona.

Preparamos la cacería el viernes por la noche en casa Felip y teníamos unas previsiones de unas 25 paradas y 5 rehalas de perros. Hicimos pleno. Los que faltaron por los que se incorporaron a última hora.

Como siempre, a las 8 horas en el local social de Tartareu nos dimos cita y allí terminamos de organizar la cacería. El tiempo era estupendo y a las 8 había un gran bullicio. Los más glotones, como siempre, a desayunar (Por decir algo), ya que se zampan todo lo que cae en la mesa. Otros a coordinar todo. Finalmente nos juntamos 25 paradas y 5 rehalas (Tal y como habíamos previsto). Las rehalas eran las de Miguelet, Xavi Sañé, José Manuel Palacios, Javier Jariod y Pedro Berjillos. Colocarían Placid, Paco Gamero, Paco Reillo y Miguelet. Manolo Pereira se unió a Placid para colocar las del centro. A las 9, todos en marchas y a las 9,40 todos colocados. Orden de suelta y a disfrutar de una extraordinaria cacería.

Otra vista parcial del cazadero de la Malera donde se refugian especies salvajes de interés cinegético: Jabalíes, corzos, zorros, conejos, perdice, etc.

Otra vista parcial del cazadero de la Malera donde se refugian especies salvajes de interés cinegético: Jabalíes, corzos, zorros, conejos, perdice, etc.

Nada más soltar los perros, estos, se dispersan por la montaña persiguiendo animales. Gritos de alerta de todos los perreros. El primero en disparar y cobrar un buen jabalí, fue José Luis Latorre.

Este es el mágnifico animal cobrado por José Luis Latorre. Este día, el sorteo quiso que los mañicos cubrieran la salida del camino de Espinau y los corrales del Romano. Fue por donde intentaron escapar la mayoría de los jabalíes. Fue, tambien, donde más se cobraron.

Este es el mágnifico animal cobrado por Antonio Lozano. Este día, el sorteo quiso que los mañicos y los de Corbins, cubrieran la salida del camino de Espinau y los corrales del Romano. Fue por donde intentaron escapar la mayoría de los jabalíes. Fue, tambien, donde más se cobraron. Tambien se falló alguno; un invitado de Antonio Lozano falló dos.

Los disparos se oyen y las emisoras echan humo pidiendo información. José Manuel Palacios cobró uno y otro se le fue, por los “pelos”, dice él. Porque el jabalí fué más listo, decimos la mayoría.

Esta imagen se está repitiendo cacería tras cacería. Van tres consecutivas, Antonio Lozano y su nieto Dani, junto al ejemplar que cobró el abuelo

Esta imagen se está repitiendo cacería tras cacería. Van tres consecutivas, Antonio Lozano y su nieto Dani, junto al ejemplar que cobró el abuelo el día 24 de octubre de 2015 en la Malera; Tartareu

Pepe Salcedo también cobró este ejemplar. Nil, que lo acompañaba, se fotografía con él.

Pepe Salcedo también cobró este ejemplar. Nil, que lo acompañaba, se fotografía con él. Este día, Nil, no pudo mofarse y tubo que felicitarlo

Mención especial haremos de Sebastián Yeste, este caballero, el solito, ayudado por su rifle, abatió tres jabalíes. Miguelet también se sumó a la fiesta y cobró otro, igual que Prieto. Antonio Lozano abatió a otro, el tercero consecutivo en las tres últimas cacerías; este ya ha cubierto el cupo esta temporada, no lo dejaremos matar ninguno más.

Otro jabalí más lo cobraron los perros. Estaba herido y no sabemos a quien hay que adjudicárselo. Por eso se lo adjudicamos a los perros.

Entre los más desafortunados está un invitado de Antonio Lozano, de Corbins; tiró dos veces sobre sendos jabalíes y los falló. También fallo miserablemente Joan Moliné; primero a una zorra y despues a un jabalí que casi lo pisa, después que lo hubiera fallado Pedro Borreguero, que le había disparado un tiro, no le dio,  y cuando apretó el gatillo, el rifle no le obedeció. Cuando se dio cuenta de que ese día había cogido el rifle de cerrojo en lugar del semi-automático, ya era tarde. Estas cosas pasan.

Aparte de los 11 jabalíes cobrados, fueron los corzos los grandes protagonistas. Manolo Pereira y Clemente, consiguieron sendos ejemplares; ambos muy buenos.

Aparte de los 11 jabalíes cobrados, fueron los corzos los grandes protagonistas. Manolo Pereira y Clemente, consiguieron sendos ejemplares; ambos muy buenos.

 

Clemente, que también cobró un jabalí, se fotografía orgulloso con el corzo abatido. Era un gran ejemplar.

Clemente, que también cobró un jabalí, se fotografía orgulloso con el corzo abatido. Era un gran ejemplar.

 

Esta es la cabeza del corzo que cobró Clemente. Preciosa, si señor.

Esta es la cabeza del corzo que cobró Clemente. Preciosa, si señor.

Si señor. Preciosa cabeza y precioso animal. ¡¡¡Felicidades Clemente!!!

Si señor. Preciosa cabeza y precioso animal. ¡¡¡Felicidades Clemente!!!