Narcisa y Pedro Berjillos, se fotografían junto al gran ciervo