El río Ebro y, al fondo, Sástago