Marc está orgulloso con la pieza cobrada

Este magnifico ejemplar lo cobró Marc en el cazadero de la Malera; TartaréuEl sábado, día 6 de octubre de 2012, nos dimos cita, como siempre, en el bar social de Tartaréu. Allí estaba Miquel “Canut”, como de costumbre, contentando a todo el mundo. Cafés, bocadillos, copichuelas, …, etc. Por nuestra parte habiamos hecho los deberes la noche anterior. Ni un sólo fallo. Estaban los previstos y el número de paradas eran 23 y 4 rehalas de perros, contando la de Miguelet. Nos adelantamos a todos. Hicimos el sortéo de las paradas y salimos inmediatamente a colocarnos. Colocaban Miguelet, Placi y “El Romano”. En menos de media hora todos colocados. Sorprendimos a los perreros.

La “Malera”, aquí organizamos la quinta cacería de la temporada 2012-13

A las 8,45 horas, aproximadamente, se dió la orden de soltar perros. Pronto, a través de las emisoras, se escuchaba a los perreros decir que los campos estaban “reventados”. Había mucho rastro. Sobre las 9,30, Pedro Berjillos, anunció un “Alerta las paradas”. Sus perros habían levantado un jabalí. Poco después informó que iba hacia las primeras paradas de la carretera de Vilamajò. Mala suerte, ninguno de los que ocupaban las tres primeras paradas tenía emisora, por lo cual no se enteraron. Como consecuencia de ello, el jabalí pasó inadvertido y se llevó varios perros tras él. Teníamos pocos perros y encima se escapaban.

Fué pasando el tiempo y nada. Había rastros en algunas zonas, en otras no. La desilusión se apoderaba de nosotros. La porra empezaba a planear sobre nuestras cabezas. De pronto, se escuchan disparos. Marc informa: Ya está. Felicitaciones. La porra se había esfumado. A través de la emisora se escucha a Manolo Pereira decir: Entran 3 jabalíes hacia los corrales del “Romano”. Lo repite dos o tres veces. Se escuchan tres disparos. El autor de los mismos no llevaba emisora. Se trataba de Norberto de Sansimón. Había que esperar. Finalmente se comprobó que no tocó a ninguno. Mala suerte. Poco después, otra vez Manolo Pereira informa que un cuarto jabalí entra por el mismo sitio que los tres anteriores. De este no hubo más noticias.

Paco Reillo tira a un corzo. Ninguno de los tres disparos hizo blanco. El animal se llevó un gran susto y Paco una desilusión.

Los perreros informaban que los perros ya no podían más. Sobre las 13 horas se dió la orden de retirada de las paradas. A hacer la cervecita, o el mandukini, comer y preparar la cacería del día siguiente.

 

 

He aquí el  magnifico ejemplar cobrado por Marc, en el cazadero de la Malera, en Tartaréu, el día 06-10-2012

 

Tras la cacería, parte de los participantes, comentan los “lances” más significativos en el Bar Social de Tartaréu

De pié, los fallones, Norberto de Sansimón y Paco Reillo. Sentado, el matador, Marc.

 

 

 

Después de la quinta cacería, quién dijo penas. Lo que no conseguimos en el monte lo conseguimos en la mesa. Se unió al grupo Miguelet y su hijo, Sergi, quién también hizo de fotógrafo

 

Paco Mañas, elaboró esta monumental paella

 

 

A la izquierda, Paco Reillo comenta algún aspecto del aperitivo.  De espalda, Paco Mañas escucha y su primo, Manolo Pereira, también está atento. Miguelet mira de reojo y Paco Gamero no les hece caso alguno. A la derecha, todos aplicados. Manolo Pereira, Paco Reillo, Miguelet, Paco Gamero, José Mª Reichard, Norberto de Sansimón y Pepe Salcedo.

           

 

A la izquierda, Manolo Pereira, cordado, Miguelet y Paco Gamero. A la derecha, la monumental paella elaborada por Paco Mañas

 

 

Buena ración de paella y, para compartir, buenas gambas y langostinos. De tristeza, nada de nada.

Sergi Vallas, hijo de Miguelet, que también hizo de fotografo en algún momento, Manolo Pereira, Miguelet, José Mª Reichard, Norberto de Sansimón, Pepe Salcedo, Paco Reillo y el cocinero y primo de Manolo Pereira, Paco Mañas