El sabado, día 10 de septiembre de 2015, teníamos previsto cazar en Font de Pou. Josep Guardía, el titular del coto, había solicitado la batida de jabalíes por daños a la agricultura. Tenía la pertinente autorización.

Grupo de cazadores el día 10

 
Un grupo de participantes en la cacería tambien quieren tener un recuerdo del gran jabalí que cobró Francisco García. Y eso que lleva poco tiempo con nosotros. Pepe Salcedo, a la derecha del grupo, no le quita la vista de encima. Los demás miran a la cámara.

A las 7,30 horas, empezamos a reunirnos, como siempre, en el local social de Tartareu. Este día no esperábamos mucha concurrencia. Los maños nos habían dicho que se quedaban en las fiestas del Pilar, y así lo hicieron. Solo acudió Javier Jariod, El Marter. También falló Xavi Sañé y Mari Carmen que se fueron a Francia a cazar. Lo mismo hizo Jaume El Negre y los Romanillos. Total, nos reunimos 20 paradas y tres rehalas de perros: Las de Miguelet, Javier Jariod y Pedro Berjillos.

Tras decidir como desarrollaríamos la cacería, elegimos los colocadores. Colocarían Placid Forcat, Ton el Romano, Josep Guardia (El Rey de Font de Pou), Josep Marchal y Manolo Pereira. A las 9 nos pusimos en marcha ya que Francisco García y su hijo se habían retrasado un poco.

Antes de colocar las paradas, Placid, vio como una manada de 10 jabalíes salían del cazadero y se iban hacia los montes de Áger. Mala suerte.

Pedro Berjillos consiguió abatir este jabalí y lo fotografía mientras sus perros lo mordisquean

Pedro Berjillos consiguió abatir este jabalí y lo fotografía mientras sus perros lo mordisquean

Pasadas las 9,30 horas orden de suelta de perros. Pronto las primeras ladras y los primeros disparos. Se levanta algún corzo que este día no podemos tirar.

Los jabalíes se van levantando y burlan los perros escondiéndose en la maleza. Los perreros se multiplican para ayudarse los unos a los otros. Se van sucediendo los lances. Tete cobra un buen jabalí. Marc falla. Antonio Lozano cobra uno más para regocijo de su nieto Dani. Miguelet tira a uno y no lo alcanza. Avisa a las paradas a las que se dirige a través de la emisora. Poco después se escuchan dos disparos; ha sido Francisco García, que lo abatió. era un gran ejemplar.

Antonio Lozano se fotografía con su nieto, Dani, junto al jabalí que cobro. Esta vez no falló para regocijo del Chaval.

Antonio Lozano se fotografía con su nieto, Dani, junto al jabalí que cobro. Esta vez no falló para regocijo del Chaval, quien despues pidió fotografiarse él sólo con el animalejo. Eso es bueno, que coja afición.

Prieto tambien quiere tener un recuerdo de esta cacería y se hace la pertinente foto

Prieto tambien quiere tener un recuerdo de esta cacería y se hace la pertinente foto, junto a Pepe Blanco

Tete y su hijo hacen la señal de "triunfo", junto al jabalí que abatió Tete. El pequeñajo se lo pasó en grande con su padre y pidió fotografiarse el solo con el animal, tal y como se ve en la siguiente fotografía

Tete y su hijo hacen la señal de “triunfo”, junto al jabalí que abatió Tete. El pequeñajo se lo pasó en grande con su padre y pidió fotografiarse el solo con el animal, tal y como se ve en la siguiente fotografía

R. El hijo de Tete se fotografía con el jabalí que cobró su padre

Se levantó algún otro jabalí que no se consiguió tirar. Los perros ya no eran capaces de tenerse en pie y la cacería ya no daba para más. Se habían cobrado 4 ejemplares. Buena cacería.