La primera cacería de una temporada siempre es emotiva. Más, cuando los participantes son amigos. A las 6,30 de la mañana, Miguel Garrofè, Canut, abrió el local social de Tartaréu. Allí empezamos a llegar los participantes. Pocos, ya que algunos aún disfrutan de sus vacaciones. En total nos reunimos 22 paradas y 3 rehalas de perros. Decidimos ir al Serrat de Pitráu, en Vilamajò. Habia rastros. Se unieron a nosotros varios cazadores socios del José Berrocal, de Vilamajò. Tras los efusivos saludos de los que aún no nos habíamos visto, pusimos manos a la obra y decidimos marchar al cazadero, no sin antes hacer provisiones de agua en garrafas para los perros.

Al llegar a la zona, Jordi Corsa, el Romanillo, estaba haciendo labores agrícolas con un tractor cerca del cazadero, dejó sus taréas y vino a saludarnos. De paso nos informó que dos horas antes había visto una manada de 14 jabalíes en el campo de al lado. La cosa prometía.

Este es el magnífico ejemplar cobrado en la primera cacería de 2012 / 2013, en el Serrat de Pitráu, por Ton “El Romano” y rematado por Miquel, de Paláu, quién participaba con nosotros como invitado.

 

 Pronto se escuchan los inequívocos ladridos de los perros. Han levantado un jabalí. Enseguida, varios disparos. El animal había pasado cerca de Ton “El Romano”, quién le disparó y logró alcanzarlo. Pero el “bichejo”, siguió su camino hasta que se encontró con MIQUEL, de Paláu, tío de Marc, el perrero, quién lo remató.

Marc, por la ausencia de su tío Miquel, se fotografía con el jabalí rematado por éste, el día 7/9/2012, en Tartaréu.

 

Poco después, más disparos. Otro jabalí pasó por la zona de Placi, quién le hizo la “salva” preceptiva, aunque sin suerte. También lo saludaron otros, aunque desde más lejos. No lo tocaron y el animal se marchó. Un rato después, los perros de José Manuel encontraron otro jabalí. José Manuel no consiguió abatirlo y el animal se fué por sitios inverosímiles sin que nadie más lo viero. Eso sí, se llevó tras él varios perros de José Manuel y de Xavi. Este último tardó varias horas en encontrar el último, cerca de la presa del pantano de Cañelles.

Sobre las 11,20 horas, dimos por concluída la cacería. Habiamos conseguido un ejemplar. Igual que la primera cacería de la temporada 2011 / 12. En aquella ocasión lo abatió el Bala. En esta, “El Romano”, con la ayuda de Miquel de Palau.

Tras la cacería, en el local Social de Tartaréu, los participantes, se toman sus refrescos (Cervezas y Mandukinis).  A la izquierda, invitados de Berrocal, el propio Berrocal y otros. A la derecha, Paco Reillo y otros.                                                                  

Paco Reillo, José María, Manolo Pereira, José Manuel de Sástago, un nuevo fichaje de Sástago, Capri y Pepe Salcedo