Paco Gamero, se deja fotografiar por Fenando, con el magnifico jabalí que cobró y en el sitio que consiguió rematarlo