Desde la parada que le tocó a Paco Gamero, se veía este espacio. Era bonita

Desde la parada que le tocó a Paco Gamero, se veía este espacio. Era bonita

Vista del coto de Fontdepou desde Comallonga

Vista del coto de Fontdepou desde Comallonga

 La decimoquinta cacería, realizada el día 15 de diciembre de 2013, la desarrollamos en Fontdepóu, según teníamos previsto, aprovechando la autorización de Medio Ambiente para la batida del jabalí por daños a la agricultura.

Nos dimos cita a las 8 horas en el local social de Tartaréu, al que llegó puntual José Guardia, titular del coto. Hacía buen día y no se vislumbraba niebla. Éramos 11 paradas y dos rehalas de perros, la de Miguelet y Joan de Borjes.

No hicimos sorteo, dado el número reducido de participantes. Colocarían Josep Guardia y Miguelet. A las 8,45 horas, todos en marcha. A las 9,30 todos colocados.

A las 10 h., aproximadamente, suelta de perros. Inmediatamente encuentran jabalíes y, uno grande, le pasa a Antonio Lozano, que se vio sorprendido y le disparó cuando ya se “embrozaba”. Fallo.

Los perros persiguen jabalíes y Miguelet informa que son pequeños, de unos 30 Kg., aparentemente una camada que se había quedado allí al no ser molestados por nadie. Más disparos y, José Marchal informa que se le ha escapado. Poco después otro disparo; este de Norbert de S.. Tampoco lo tocó. Siguen las persecuciones de los perros y paran a 1 que remató Joan de Borjes con el cuchillo. Se acabó.

A partir de aquí, ni ladras ni rastros ni ninguna otra cosa relevante. Sobre las 12,30 horas, ponemos fin a la cacería. Se ha evitado la porra, por los pelos.