La décimo quinta cacería, por las fechas en que se hace, tiene un aroma navideño inevitable. La tradición nos ha impuesto un comportamiento determinado que nos obliga a seguir los parámetros tradicionales. Así, como cada año, empezamos las cacerías el viernes por la tarde, haciendo entrega de varios lotes navideños a destacados colaboradores que, de una u otra forma, nos facilitan las cacerías. Ellos lo agradecen y, nosotros, encontramos mediante estos obsequios, una forma de compensar su colaboración.

este

He aquí los lotes que entregamos, son modestos, pero bastante completos, con ellos felicitamos las fiestas a esos colaboradores desinteresados.

Ya por la noche, el viernes, en can Felip, preparamos la cacería del día siguiente. En esta ocasión, teníamos previsto hacerlo en uno de los cazaderos estrella: La Malera. Había previsto la asistencia de unos treinta puestos y 4 rehalas de perros. Las de Xavi Sañè, ya casi recuperado; Xavi Sañé, Miguelet, Javier Jariod y Santi, invitado de Sástago. José Manuel Palacios no podía venir por problemas familiares y Pedro Berjillos había dicho que no asistiría. De Paco Marín no sabíamos nada.

Las previsiones meteorológicas no eran malas, lo cual se confirmó, y tampoco la temperatura era extrema. Podía ser un buen día de caza.

Finalmente, el sábado día 17 de diciembre de 2016, nos reunimos, como es costumbre, en el local social y éramos 33 paradas y las 4 rehalas de perros previstas. Por primera vez, esta temporada, asistía José Berrocal, más 8 invitados. Colocarían Paco Gamero; Manolo Pereira y Placid Forcat. Sorteo de paradas y, al monte.

 

Xavi Sañé se ata los machos

 Xavi Sañé se ata los machos. Se sentía recuperado y con ganas de dar el dos de pecho. Como siempre.

 

A las 9,45 horas, todos en sus puestos. Orden de soltar Perros. No se levantaron pronto los primeros jabalíes. Se hicieron de rogar; pero finalmento los perros pudieron más y arrancaron varios. Se escucharon los primeros disparos y la voz de Santiago Valgañón, a traves de la emisora, diciendo que había licenciado a uno. Después, Yeste hace el suyo y Capri uno más. Mari Carmen alcanza a uno, pero el bichejo continuó hasta que topó con un invitado de Àger. En total se cobraron 4. Fue el día de los “mañicos”; cobraron 3 de loa 4 abatidos.

 

La Malera, vista dede la parada

La Malera, vista dede la carretera de Os de Balaguer a Tartareu. Su relieve inconfundible, siempre nos hace pensar en los buenos momentos que hemos vivido en sus recovecos. ¡¡¡ Grandiosa!!!.

 

Magnífica fotografía de la Malera

Por muy lejos que estemos de la Malera, nuestros ojos se vuelven hacia ella. Paco Gamero no puede resistirse y hace eta magnífica fotografía de la Malera desde su parada, el domingo, día 18 de diciembre de 2016.

 

Vista de la salida hacia Les Serres Belles desde la Malera

 Vista de la salida hacia Les Serres Belles desde la Malera. Lo vigilaba Paco Gamero; este tramo y el de la izquierda.

 

Este día, además, teníamos previsto comer una comida preparada por Merçè, típica de Navidad. Sopa de galets, muslo de pollo guisado con prunes y setas, turrones y cava. Veinticinco de los 37 nos quedamos a degustarla.

Esquisito plato el guiso de muslo de pollo preparado por Merçè

Esquisito plato, el guiso de muslo de pollo, preparado por Merçè. De rechupete. Antes la típica sopa de galest, también quitaba el hipo.

 

Vista de los comensales sentados a laa mesa

Vista de los comensales sentados a la mesa´Los mañicos miran la cámara, Merçè sirve un plato, pero también mira. El resto está más ocupado en sus charlas y en vaciar los platos.

 

Los maños no están para bromas. Comen como cosacos

Los maños no están para bromas. Comen como cosacos y tienen cuidado con la bebida. Cristina Sañè está pensativa y Miguelet lleva un plato a otros comensales. Buena comida y mejor ambiente.

 

La "gent de la terra ferme". Sí, los de Corbins tambien se aplican

La “gent de la terra ferme”. Sí, los de Corbins tambien se aplican. Solsona, Antonio Lozano están muy aplicados. Fernando dice algo a Dani, el nieto de Antonio; Josep Marchal, escucha.

En los postres, nos felicitamos las fiestas, como manda la tradición; brindamos con cava y nos deseamos un buen año 2017. La mayoría no vendría a cazar el domingo. Por ello, casi que con la comida cerrábamos el año 2016.