Reajustado_Vista desde el interior del valladoEl domingo, día 3 de enero de 2016, inicialmente, tampoco éramos optimistas. La mayoría de compañeros de Corbins habían anunciado que iría a cazar la perdiz, por ser el último día de la temporada.

La posibilidad, que después se confirmó, de poder cazar en el vallado que tiene un pastor de Vilamajò, animó a más de uno. Finalmente nos reunimos 10 paradas y Miguelet con sus perros.

El día ya empezó mal. Paco Gamero, Manolo Pereira y Pepe Salcedo, no se despertaron a la hora que querían y llegaron con 40 minutos de retraso al local social de Tartareu. Eso sí, ni Manolo ni Pepe Perdonaron el desayuno.

Tras el desayuno, sin más, nos fuimos a Vilamajò donde se nos unió Berrocal y el dueño del vallado. Parecía que estaban dentro los jabalíes. No fue así.

Parte de estas manchas están dentro del vallado. En más de una ocasión reciente habían visto una manada de jabalíes allí. Este día no había ni uno. Quizás los avisó alguien

Parte de estas manchas están dentro del vallado. En más de una ocasión reciente habían visto una manada de jabalíes allí. Este día no había ni uno. Quizás los avisó alguien. Al fondo la Malera majestuosa

Hicimos tres ganchillos en diferentes vallados con idéntico resultado. Ni un jabalí, ni un corzo, ni una zorra. Nada de nada. Menos mal que teníamos buen sabor del día Anterior, menos José Marchal que no pudo asistir por motivos de trabajo.

Otro domingo con porra. Y van varios. Tendremos que tomar decisiones.