El doingo, día 6 de diciembre de 2015, como siempre, cumplimos el protocolo. Reunión en el local social de Tartareu, recuento de los asistentes y desayuno de la mayoría. Nos juntamos 14 paradas y dos rehalas de perros; Miguelet y Carlos de Vilanova de la Sal. Echamos a faltar a Placid que no pudo asistir.

El día era muy parecido al anterior, pero sin caer ni una gota. Ausencia de viento y temperatura no muy fría. Decidimos cazar el Mas del Solano en Vilamajò. Había que hacer en una de las líneas una buena caminata, por tal motivo, decidimos no sortear las paradas. Los que estaban más en forma a la zona de mayor dificultad. Colocarían esta Manolo Pereira, Berrocal y Jaume Negre. La otra, Miguelet.

Reajustado_Otra vista del cazadero del Mas del Solano

Salimos un poco tarde ya que Miguelet se vio obligado a atender una urgencia en Les Avellanes. Poco tiempo. A las 10,30 todos colocados u orden de soltar perros.

Vista de parte del cazadero desde una parada. Al fondo, el Pantano de Canelles. Aquí es un sitio que habitualmente hay jabalíes. No fue así este día.

Vista de parte del cazadero desde una parada. Al fondo, el Pantano de Canelles. Aquí es un sitio que habitualmente hay jabalíes. No fue así este día. Al principio se habían detectado rastros pero nada-

Miguelet y Carlos patearon con sus perros todo el cazadero. Nada. Ni un jabalí, ni corzos, ni zorros. No había absolutamente nada. El rastro que se veía no conllevó la presencia de jabalíes. Se habían ido a otra zona. A las 13 horas, orden de retirada con otra porra en el zurrón.