El domingo día 4, Sta. Bárbara, teníamos organizada la cacería con los de Àger. Ellos cazaban Les Aspres, en su coto. Nosotros el Mas de Rei y El Mas de Senderò, en el nuestro. Este día se habían quedado los maños y sus invitados, excepto alguno de ellos. De perreros se incorporó Pedro Berjillos, más Miguelet y Javier Jariod. De paradas éramos 18. Sorteo y a la montaña. El tiempo era bueno. Colocarían Ton el Romano, Miguelet y Manolo Pereira.

No tardamos mucho en estar todos colocados. El día no empezó bien para Paco Gamero; el día anterior se dejó la emisora encendida y se le había agotado la bataría. No se enteraría de nada ni podría comunicarse con nadie. Mala pata.

Javier Jariod se salió del camino y su coche quedó encima de una roca. Lo tenía chungo para salir

Javier Jariod se salió del camino y su coche quedó encima de una roca. Lo tenía chungo para salir. Ya fue al final de la cacería, por ello contó un la ayuda de la gran mayoría de los compañeros. Pudieron sacar el coche y conseguir un final feliz de la batida.

 

Las ladras de los perros empezaron muy pronto. Tambien había muchos corzos, pero se levantaron bastantes jabalíes. Cruzaron hacia la Malera 7 u 8 buenos ejemplares y, ninguno se cobró. Antonio Lozano erró su lance; otros tambien. El que no erró fue un invitado que trajo Pedro Berjillos. Este cobró en único jabalí del día, evitando así una nueva porra.

A las 13,30 horas, orden de retirada. La mayoría se fue a ayudar a Javier Jariod a sacar su coche. Como no podía ser de otra forma lo sacaron, no sin antes sacar unas cuantas fotos y algún vídeo.

Parada en Mas de Rei

  Parada en Mas de Rei. Esta parada, junto a la granja, suele ser uno de los escapes de los jabalíes

 

Vista parcial del cazadero desde Mas del Rei

  Vista parcial del cazadero desde Mas del Rei. Esta es parte de la zona que cazamos el domingo

Reajustado_Mas del Rei. Vista desde una parada

Después de sacar el coche de Javier Jariod, no quedaron ganas de nada. La mayoría se marchó a comer a Can Jordi en Les Avellanes y, los de Can Felip y Miguelet, finalmente se vieron en el local SOCIAL. Gamero devolvió íntegra la munición que, en este caso, le dejó Miguelet.