El 21 de noviembre era otro día marcado por la falta de “mañicos”, aunque finalmente asistieron José Luis y Clemente. El resto se quedó en su tierra intentando cazar ciervos.

A la hora de costumbre, como es habitual, nos fuimos reuniendo en el local social de Tartareu. Ya teníamos más o menos diseñada la cacería; teníamos prevista la asistencia de 20-25 paradas y 3 rehalas de perros; las de Xavi Sañé, Pedro Berjillos y Miguelet. Finalmente éramos 23 paradas. Cazaríamos en el Mas d’Andall, en Vilamajò. Hacía un día bastante frío y con mucho viento; a las 7,45 horas lloviznaba.

Vista desde una parada del cazadero del Mas d'Andall. Corresponde al coto colindante.

Vista desde una parada del cazadero del Mas d’Andall. Corresponde al coto colindante, en gran parte.

A las 8,45 horas, sorteo de paradas. Colocarían Paco Reillo, Manolo Pereira, Placid y Miguelet. En poco más de media hora todos en su sitio y orden de soltar perros.

Se había detectado rastros de jabalíe. Era muy posible que pudiéramos disfrutar de un buen día de caza. Pero la realidad nos contradecía a medida que pasaba el tiempo y no se oían a los perros; más de tres cuartos de hora después de la suelta se escucharon las primeras ladras.

Prieto se encontró con un jabalí que intentaba escapar de perros y rifles. No lo consiguió. Como se ve, Prieto le impidió la huída

Prieto se encontró con un jabalí que intentaba escapar de perros y rifles. No lo consiguió. Como se ve, Prieto le impidió la huida. Nos sentimos aliviados ya que estábamos pensando en una inesperada porra. El sol no impedía el frío.

Aquí se despertó un poco la cacería. Los perros persiguieron algún corzo y un par de jabalíes. Uno de ellos escapó sin dejarse ver y se llevó unos cuantos perros; otro fue a visitar a Pepe Salcedo que lo oyó en la maleza y no queso salir, frustrando la ilusión de Pepe de estrenar su rifle.

José Prieto y José Blanco Jr., hijo del Tete y Nieto de Pepe Blanco, se fotografían con el jabalí abaatido por prieto

José Prieto y José Blanco Jr., hijo del Tete y Nieto de Pepe Blanco, se fotografían con el jabalí abatido por Prieto. El chaval puede ser el futuro de la sociedad.

222222

El segundo jabalí de la cacería lo cobró Miguelet, con un certero impacto,l tal y como se aprecia en la fotografía.

La cacería no daba para más. Hacía un viento muy desagradable y un poco de frío. A los moradores de Can Felip, nos esperaba un arroz con conejo de monte que aportó Manolo Pereira de sus cacerías en Jaén. Lo cocinarían Joan Moline y Paco Reillo. El vino lo aportaría Placid de su cosecha.

Orden de retirada y el deseo de que el próximo sábado ya estén los mañicos. Este año, hasta Pepe Blanco y Prieto nos abandonaron un fin de semana, aunque Prieto, no perdió el tiempo en tierras mandregas.

Reajustado_Prieto con el ciervo que cobró

Reajustado_Otra foto de Prieto y su ciervo

La manía de los cuernos nos hace perder efectivos bastantes cacerías. Pero algunos, como Prieto, lo justifican cobrando buenas piezas. Fue en Castilla la Mancha hace 15 días.

Como se ve, Prieto, cumplió también en tierras Mandregas. Pepe Blanco, se tapa con un cuerno, probablemente para evitar que lo reconozcan.

Como se ve, Prieto, cumplió también en tierras Mandregas. Pepe Blanco, se tapa con un cuerno, probablemente para evitar que lo reconozcan. Pero Prieto si es feliz, Pepe tambien, pero disimula.