La décima segunda cacería la organizamos en Vilanova de la Sal, con la Colla de la Noguera de Carmelo Monedero y José de Gavá. Se trataba de hacer la cacería que teníamos prevista haber hecho el día 16 de noviembre y nos la fastidió la lluvia. A Carmelo Monedero le hacía mucha ilusión esta cacería y decidimos unirnos a ellos, con el compromiso por su parte, de que el día 1 de diciembre nos echarían una mano en Tartaréu.

Vista de parte del cazadero. Al Fondo la Ermita en todo lo alto del monte

Vista de parte del cazadero. Al Fondo la Ermita en todo lo alto del monte

Puntualmente, a las 7,30 horas, nos empezamos a reunir en el Bar de Vilanova. Ese día estarían presentes, por nuestra parte, 6 invitados de Sástago y 4 de la colla de Xavi Sañé (Bueno, de su segunda colla). De Sástago hubo pleno y Xavi Sañé y Pedro Berjillos, tambien habían decidido quedarse el domingo. El fin de semana pintaba bien.

Monedero ya tenía hechas las invitaciones de la mayoría de nuestros invitados, ya que Paco Gamero le había pasado los datos por e – mail. De la colla de josé Berrocal, este día no participó ninguno.

Por nuestra parte, éramos 6 rehalas de perros; Xavi Sañé, Pedro Berjillos, Miguelet, Joan de Borges, José Manuel Palacios y Javier Jariod. Puestos éramos 23 en total. De la colla de la Noguera, eran unos 20 puestos y 4 rehalas de perros. Pintaba bien.

Monedero y José hacen el croquis del cazadero y eligen a los colocadores. En poco tiempo, todos en marcha. Los “andarines” por un sitio; los más cascados, por otro. A la montaña.

Sobre las 10,45 horas, orden de suelta de los perros. La suerte estaba echada, pero teníamos un poco de recelo por los cambios climatológicos de los últimos días. Algo de razón teníamos.

Pronto las primeras ladras de los perros y los primeros disparos. Como resulta que nuestras emisoras y las de la colla de la Noguera no son compatibles, de la mitad de los acontecimientos no nos enterábamos, aunque les habíamos facilitado un par de emisoras nuestras. Escuchamos que se habían levantado varios jabalíes y un montón de corzos, a los cuales ya no se les puede tirar, pero los perros se volvían locos.

Javier Jariod consiguió obrar un buen ejemplar. Otra parada contígua a la de Placi consiguió cobrar otro. Ya no tuvimos más noticias hasta final de cacería que Monedero nos dijo que se habían cobrado 5 jabalíes. José de Gavá era más optimista y decía que posiblemente fueran 6, pues uno había marchado dejando mucho rastro de sangre. Nada, el que no se ve en el “zurrón”, no se cuenta.

Javier Jariod, alias el "Master", no puede simular su gran satisfacción por haber cobrado este magnífico ejemplar en Vilanova de la Sal, el día 30 de noviembre de 2013

Javier Jariod, alias el “Master”, no puede simular su gran satisfacción por haber cobrado este magnífico ejemplar en Vilanova de la Sal, el día 30 de noviembre

Nosotros, ese día, teníamos organizada la comida con nuestros compañeros de Sástago en el Bar de Tartaréu. Es por ello que nos fuimos pronto. Bueno, pronto son las 16,30 horas, para empezar a comer casi a las 18 h., pues Xavi Tenía que recoger perros y Pedro Berjillos se fue a Balaguer a que el veterinario le curara las heridas de uno de sus perros.

Paco Gamero, escucha atentamente las explicaciones que le da Ton, "El Romano". De todas formas, no serían muy confidenciales.

Paco Gamero, escucha atentamente las explicaciones que le da Ton, “El Romano”. De todas formas, no serían muy confidenciales.

 

Empieza la comida y, Cristina hace acopio de lo que le ofrece Mari Carmen. Al fondo parte de los comensales haciendo los deberes

Empieza la comida y, Cristina hace acopio de lo que le ofrece Mari Carmen. Al fondo parte de los comensales haciendo los deberes

 

Dos futuros cazadores de Sastago que acompañaron a sus familiares. Al fondo Paco Reillo junto a José Manuel Palacios

Dos futuros cazadores de Sastago que acompañaron a sus familiares. Al fondo Paco Reillo junto a José Manuel Palacios

 

Los jodidos maños no necesitan mucho para pasárselo "teta". Buena gentes, buenos compañeros y buenos cazadores

Los jodidos maños no necesitan mucho para pasárselo “teta”. Buena gentes, buenos compañeros y buenos cazadores

 

Ton "El Romano", sigue erre que erre con Paco Gamero. El muy aprendiz de "mastuerzo", seguro que se había propuesto convencerlo de algo

Ton “El Romano”, sigue erre que erre con Paco Gamero. El muy aprendiz de “mastuerzo”, seguro que se había propuesto convencerlo de algo

 

Javier Jariod, fue el único que pudo sacar documento gráfico de su pieza. Los otros aún había que sacarlos de la montaña.

Javier Jariod, fue el único que pudo sacar documento gráfico de su pieza. Los otros aún había que sacarlos de la montaña.

La cacería del día 30 no había sido lo que se esperaba. Parte de culpa lo debió de tener el cambio de tiempo. Hacía un frío de narices y los animales suelen moverse. Ya los encontraremos en otro sitio y si no a los mismos, encontraremos otros. Por ilusión y constancia no va a ser.