El domingo, 23 de noviembre de 2014, cazábamos en el coto de Vilamajó, colindante con Tartareu. Cazábamos en colaboración con la colla de Áger.
El sábado, Paco Gamero, se colocó de parada en esta roca. El domingo, la cacería, estaba en la otra parte, en Vilamajò, esta vez, cubría el mismo paso, pero esta vez lo hizo abajo.

El sábado, Paco Gamero, se colocó de parada en esta roca. El domingo, la cacería, estaba en la otra parte, en Vilamajò, esta vez, cubría el mismo paso, pero esta vez los jabalíes, vendrían en sentido contrario, por lo tanto se colocó abajo.

El domingo habíamos organizado la cacería, de acuerdo con la colla de Áger. Ellos cazarían “Les Aspres” y nosotros, junto a ellos, en Vilamajò. Había mucho rastro y se daban condiciones inmejorables. Nos reunimos en el bar de Tartareu a las 8. Pronto nos percatamos que seríamos muy pocos. Así fue. Nos reunimos 11 paradas (Y porque había 3 invitados), más 5 rehalas de perros: Miguelet, Xavi Sañé, Joan de Borges, Pedro Berjillos y Felix González. Tras desayunar tranquilamente (Los de Áger no sueltan perros hasta las 10 horas), nos pusimos en marcha. Colocarían Berrocal y Ton El Romano. Colocaron lo mejor que pudieron pero la mitad de los pasos quedaron sin cubrir. No teníamos otra opción ya que habíamos quedado comprometidos con la colla de Áger. Nos colocamos en los campos y tocaba afinar puntería.

En esta foto se puede explicar. Paco Gamero cubría la parada desde donde está tomada la fotografía. En la isleta que se ve en medio de los campos, otro; en los árboles que se ven después de la isleta, otro y cuatro más hasta el final de la armada. Se necesitan, al menos 10.

En esta foto se puede explicar. Paco Gamero cubría la parada desde donde está tomada la fotografía. En la isleta que se ve en medio de los campos, otro; en los árboles que se ven después de la isleta, otro y cuatro más hasta el final de la armada. Se necesitan, al menos 10.

A las 10,15 h., suelta de perros. Pronto empiezan los empaites y las informaciones frenéticas de los perreros. Hay jabalíes por todas partes. Se empiezan a escuchar detonaciones, que se confunden las que hacemos nosotros y las que hacen los de Áger. Paco Gamero dispara y, tras unos segundos, otra vez, y otra. Ton el Romano le pregunta: ¿Has tirado tú, Paco?. Este contesta: Si Ton. Ha caído y después de rodar por un terraplen, se ha levantado renqueante y no he conseguido quedarme con él. Va muy tocado.

Xavi Sañé y otros se interesan por el lance. Lo de Gamero no tiene perdon; dos días seguido en el mismo sitio y casi con el mismo resutado. ¡¡¡Inútil!!!. Después, Paco Gamero, describiría así el lance:

“Estaba sentado, concentrado en las ladras de los perros. De pronto, oí un ruido inequívoco de un jabalí que se me acercaba por la maleza. Me puse en pie y esperé; pronto apareció entre los árboles un descomunal jabalí, negro, con los pelos erizados. Lo esperé a que saliera de los árboles y, cuando lo tuve a unos 10 metros, lo encaré. El animal sorprendido, se paró y en ese momento apreté el gatillo. Era el lance más fácil que recuerdo en toda mi vida, pero, ¡sorpresa!, no había quitado el seguro. Unos instantes de “confusión”, que el animal aprovechó para huir y, a unos 80 metros, le tiré y el animal cayó. Se revolvió en el suelo e intentó levantarse. Cayó rodando por un margen entre la maleza. No pensé que se levantara, pero cuando fui a verlo descubrí que iba renqueante entre las matas a unos 120 m. Creí que no podría subir un pequeño marge, pero subió; momento que aproveche para dispararle de nuevo. No le dí. Tampoco el tercero. Diez o quince minutos después pasaron 3 perros de Xavi Sañé, tras el rastro y, al poco volvieron. Es posible que lo encontraran muerto, pero la zona donde fue estaba llena de jabalíes que salieron después. Ello pudo posibilitar que los perros no se pararan con el animal”.
Estos capos los cubría Ton el Romano. Tambien tiró a uno. Muy lejos y, por ello, se marchó.

Estos campos los cubría Ton el Romano. Tambien tiró a uno, en el campo de la izquierda. Muy lejos y, por ello, se marchó, como lo hicieron a los que tiraron Ángel (Invitado de Xavi Sañé) y Mari Carmen.

Se seguían escuchando disparos y, a través de las emisoras, nos enteramos que uno de la colla de Áger mató 7. En total ellos, parece que cobraron 20. Nosotros muchos tiros y pocos resultados.

Se escuchó a Ángel por la emisora: Van 10 jabalíes por los almendros (Los que están en el Mas del Rei). Salieron de la zona donde se había ido el jabalí que tiró Gamero. Mari Carmen tiró a uno que cruzaba los campos. Erró. Ángel y nuevamente Mari Carmen sobre los de los almendros. Nada.

En otra ocasión hay que cerrar mucho mejor estos campos

En otra ocasión hay que cerrar mucho mejor estos campos

Sobre las 14,30 horas, orden de retirada. Miguelet informa que Joan de Borges ha abatido un buen jabalí. Enhorabuena Joan. Has evitado una porra que hubiera sido imperdonable.