El sábado, 17 de noviembre de 2018, a las 8 horas, llovía. No nos desanimamos y seguimos con el protocolo habitual (Desayunos, sorteo, invitaciones, etc.). A las 9 casi no llovía y pusimos rumbo a Font de Pou. Éramos 20 paradas y 6 rehalas de perros; las de Xavi Sañé, Pedro Berjillos, Miguelet, Adrià, Feliz González y otra rehala de Áger invitada. Pintaba bíen.

 VISTA DEL CAZADERO DE FONT DE POU

Sobre las 10,20 horas orden de soltar perros. Desde un principio, los perros, sacaban corzos, había rastros de jabalíes pero no sacaban ni uno. Finalmente, cuando las paradas la habían emprendido con las zorras, saltaron varios jabalíes. El más grande burló las paradas y no se dejó ver, escapando del cazadero, llevándose tras su rastro un buen número de perros. Otros cuantos jabalíes, de veintipocos kg., se dejaron ver pero falló la puntería. Cuando ya se había dado la orden de retirada se dejó ven uno que le tiró Fernando, sin suerte.

Cuando algunos perreros ya habían cargado sus perros en los remolques, los perros de Miguelet encontraron un jabalí que no dejarían escapar. Lo cogieron hasta que llegó Miguelet a rematarlo. Ese lance evitó una porra que ya estaba cantada.

  He aquí el jabalí que cobraron los perros de Miguelet, que remató éste y que, a la postre, sirvió para evitar una nueva porra esta temporada