El domingo día 8 de noviembre de 2015, no éramos muy optimistas en cuanto a la participación. El día anterior ya nos habían anunciado un buen número de miembros de la sociedad que no asistirían. Les tiraba más la caza menor.

No obstante, a las 8 horas, nos empezamos a reunir en el sitio habitual. Éramos pocos a esa hora; pero poco a poco fueron llegando y nos reunimos 10 paradas y 1 rehala: la de Miguelet.

El desayuno no lo perdonaron los glotones de siempre y así se nos fue haciendo un poco tarde. Pero como éramos pocos no se tardaría mucho en colocar. Decidimos hacer un “ganchillo” en el Mas de Rei. Colocarían Placid, Miguelet y Jaume “Negre”. Decidimos no sortear las paradas.

Reajustado_Mas del Rei. Vista desde una parada

Según se colocaban las paradas se veía bastante rastro. Podía ser bueno. Pero no lo fue. Miguelet recorrió con sus perros lo más espeso de la zona y no encontró absolutamente nada. Se dio por concluído el ganchillo y decidimos probar suerte en el Torreón del Moro, junto al Serrat de Pitrau. José Marchal aseguró que vio un jabalí que marchaba junto a un ribazo.

Un tiradero desde la parada de la Cabana del Tavernet. Buena vista y algunas buenas posibilidades; si cruzan

Un tiradero desde la parada de la Cabana del Tavernet. Buena vista y algunas buenas posibilidades.

La segunda parte fue idéntica a la primera. Se vio algún rastro fresco pero ni un solo bicho. El fracaso estaba servido. Solo nos consolaba las vistas del paisaje y la satisfacción de haberlo intentado. Resultó ser una porra más.

Otra bonita vista des la Cabana del Tavernet

Otra bonita vista des la Cabana del Tavernet. El campo da acceso al Serrat de Pitrau, a la derecha.

Vista del Serrat de Pitrau desde la Cabana del Tavernet; desde aquí suele dirigir las cacerías Placid cuando cazamos el Serrat de Pitrau

Vista del Serrat de Pitrau desde la Cabana del Tavernet; desde aquí suele dirigir las cacerías Placid cuando cazamos el Serrat de Pitrau. La vista del cazadero son inmejorables y Placid se lo pasa “teta”.