El día 19 de diciembre de 2015, habíamos estado preparando la cacería en la Serra la Malera. Miguelet  había detectado rastros, a pesar de la sequía persistente en esta época del año. Teníamos problemas de perros, ya que habían anunciado su inasistencia Javier Jariod (Por trabajo) y Pedro Berjillos que había decidido ir a cazar a Arcusa. Mal, si teníamos que cazar solo con tres rehalas. Pero este problema lo solucionó José Manuel Palacios que se trajo de Aragón dos invitados con perros, Santi y Victor.

La noche del viernes, como está siendo habitual, preparamos la cacería sabiendo que tendríamos unas 22 o 23 paradas. Finalmente fuimos 25, y es que la Malera engancha.

A las 8 de la mañana nos dimos cita en el local social de Tartareu, donde desayunan los más glotones, se resuelven los últimos flecos de la cacería y se hace el sorteo. Como ya hemos señalado contábamos con 5 rehalas de perros: José Manue, Santi, Victor, Xavi Sañé y Miguelet. Colocarían Manolo Perteira, Placid, Paco Reillo y Paco Gamero.

Unos miran, como Prieto y Pepe Blanco, y otros trabajan, ultimando las líneas o armadas y haciendo el sorteo. Otros desayunan y esperan a que les digan donde les ha tocado. El pequeño pepe Blanco actuaba como "la mano inocente".

Unos miran, como Prieto y Pepe Blanco, y otros trabajan, ultimando las líneas o armadas y haciendo el sorteo. Otros desayunan y esperan a que les digan donde les ha tocado. El pequeño Pepe Blanco actuaba como “la mano inocente”.

Los mañicos se retrasaron un poco y, cmo no perdonan el desayuno, los tuvimos que esperar un poco. No mucho, solo lo suficiente para meternos con ellos. A las 9 horas todos en marcha.

Los maños, y los que no son maños, se ponen morados por la mañana. Después todos a preguntar que adonde les ha tocado.

Los maños, y los que no son maños, se ponen morados por la mañana. Después todos a preguntar que adonde les ha tocado. Menos mal que no protestan mucho.

A las 9,40 todos en sus puestos y a las 10 horas orden de suelta de los perros. Empezaba la fiesta y se prolongaría hasta las 14,30 horas.

Antes de soltar perros, ya se habían oído disparos. Pepe Salcido dice, a través de la emisora que cree que ha cobrado uno. Después se comprobó que era cierto.

Los perros ladraban frenéticamente y los disparos retumbaban por la montaña. Victor y Santi, cobraron sendos jabalíes. Miguelet cobró un gran ejempla. También Manolo Pereira, Banzo y José María Solsona. Pepe Salcedo cobró su segundo jabalí. En total 9.

 

 

Excelente cabeza del ejemplar cobrado por Miguelet.

Excelente cabeza del ejemplar cobrado por Miguelet.

Este gran jabalí lo cobró Miguelet en lo alto de la Malera. Un lugar de difícil acceso donde, según los lugareños, tradicionalmente se refugian los grandes machos.

Este gran jabalí lo cobró Miguelet en lo alto de la Malera. Un lugar de difícil acceso donde, según los lugareños, tradicionalmente se refugian los grandes machos. Este es uno de esos buenos ejemplares.

Ejemplar cobrado por Manolo Pereira. Uno más esta temporada; quiere volver por sus fueros, pero será muy difícil.

Ejemplar cobrado por Manolo Pereira. Uno más esta temporada; quiere volver por sus fueros, pero será muy difícil. Pero lo que si hace bueno es aquel refrán de que el “que tubo, retuvo. Debe ser así.

 

El trabajo de sacar los jabalíes hasta un camino para cargarlos a un remolque es arduo y sacrificado. en este caso los que participaron se fotografían con la pieza antes de cargarla al remolque.

El trabajo de sacar los jabalíes hasta un camino para cargarlos a un remolque es arduo y sacrificado. en este caso los que participaron se fotografían con la pieza antes de cargarla al remolque. Eso sí, hacía calor y escogieron sombra.

En esta otra foto, el fotografo, parece más experto. El pequeño Blanco no se lo pierde

En esta otra foto, el fotografo, parece más experto. El pequeño Blanco no se lo pierde.

 

En otra zona, se cargan al  remolque de Miguelet dos jabalíes más, el cobrado por José María Solsona y el de José María Banzo. Este bastante bueno. Basta ver la cara de fatiga de los encargados de cargarlo (Pepe Salcedo, Miguelet, Paco Reillo, Moliné y Pepe Blanco).

En otra zona, se cargan al remolque de Miguelet dos jabalíes más, el cobrado por José María Solsona y el de José María Banzo. Este bastante bueno. Basta ver la cara de fatiga de los encargados de cargarlo (Pepe Salcedo, Miguelet, Paco Reillo, Moliné y Pepe Blanco). Los animales, previamente, se habían sacado del barranco.

 

El jabalí cobrado por Manolo Pareira, en otra toma.

El jabalí cobrado por Manolo Pareira, en otra toma.

 

Un grupo se inmortaliza el resultado de la cacerría. Fernando y José María, han cambiado becada por jabalí

Un grupo se inmortaliza el resultado de la cacerría. Fernando y José María, agachados en el centro, han cambiado becada por jabalí. El grupo, incluido el pequeño Blanco, se siente muy feliz con el resultado de la cacería.

El pequeño Pepe Blanco, con sus 7 años recién cumplidos, no pierde ocasión de fotografiarse con los jabalíes abatidos. Se ha ganado ese derecho ayudando en el sorteo.

El pequeño Pepe Blanco, con sus 7 años recién cumplidos, no pierde ocasión de fotografiarse con los jabalíes abatidos. Se ha ganado ese derecho ayudando en el sorteo, sacando las papeletas de las líneas.

Preciosa salida del cazadero de la Malera hacia el Serrat de Pitrau por los corrales del Romano.

Preciosa salida del cazadero de la Malera hacia el Serrat de Pitrau por los corrales del Romano.