Pepe Salcedo, Paco Reillo, Paco Gamero y Manolo Pereira, no dan muestras de preocupación. Se toman sus MANDUKINYS, WOLL-DAMM, o “Bier”, sin alcohool”, y a esperar el plato que prepararía Paco Mañas.

Esta vez no fallaron las previsiones meteorológicas. Es más, se cumplieron a rajatabla. Por ello, el sábado 17 de noviembre, nos reunimos, como siempre, en el local social de Tartaréu. Éramos 19 en total (15 puestos y 4 rehalas de perros. Total ¿Para qué?. No dejó de llover en toda la mañana. Se empezaron a tomar decisiones. La que más éxito tuvo fué la de “jalar” un par de huevos fritos con panceta o algo, también, nutritivo, por supuesto. Sobre las 11,30 horas, y una vez concluido el “desayuno”, el personal decidió llenar el día con otras cosas. Unos, volver a casa hasta el día siguiente. Otros, los menos, hasta dentro de 15 días. Eso fue lo que hicieron  José Mª. Solsona, Teixidò, Norberto de Sansimón, Mª Carmen Roca, Xavi Sañé y Pedro Berjillos. Los tres últimos, así lo tenían previsto, aunque hubiera hecho buen tiempo. Teixidó tenía que trabajar, José Mª. Solsona, cazar patirrojas y Norberto quehaceres domésticos.

Otros, una vez dejó de llover, sobre las 12,30 horas, se didicaron a buscar setas. Así fue el caso de Manolo Pereira, Paco Reillo, Pepe Salcedo, Paco Mañas y Paco Gamero. No les fue mal.

 

 

 

 

 

 

 

Arriba, a la izquierda, los cestos de fredolí que consiguieron coger. No se resistieron a probar su sabor y, Paco Mañas preparó este revuelto. Estaba sencillamente esquisito

          

 

También había ROVELLONS. Había que aprovechar y, así lo hicimos. Norberto se lo perdió por haber decidido volverse a casa. Se preparan las brasas con carbón vegetal para hacer los ROVOLLONS y las costillas de cordero.

 

                               

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A la izquierda, Paco Mañas, en plena elaboración de la carne y los níscalos. A la derecha, detalle de la parrillada  de costillas. ¡¡¡De miedo!!!.

 

 

CECI, la perra de Miguelet, también se sumó a la fiesta. Alumbró su segunda prole

 

                           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ceci, orgullosa de su prole. Si normalmente es coqueta y quiere salir en todas las fotos, no digamos nada como está cuidando de sus cachorrillos.

 

 

Los cuatro recién nacidos. Miguelet conseguirá hacer una buena rehala. Falta nos hace.

 

 

Merçè, desde su balcón, mira con satisfacción como se inmortaliza a los recién nacidos

 

 

Están, aparentemente muy serios. Pepe, Paco Reillo, Paco Mañas y Manolo Pereira. No es así, pues lo cierto es que fueron sorprendidos de “mala manera” por Paco Gamero.

 

CACERÍA DEL 18 DE NOVIEMBRE DE 2012

 

La noche del 17 al 18, llovió bastante. Malos augurios. No fue así. El día amaneció con el cielo “enmarañado”, sin viento ni frío. Buen día para cazar.

Pepito, del Mas de Andall, nos había dado permiso para cazar en su finca. No habiamos cazado allí nunca. Sólo la intuición  y la experiencia nos permitió colocar los puestos. Éramos 11 puestos y 2 rehalas de perros. A las bajas enumeradas en la cacería del día anterior, se suplieron, en parte, con la incorporación de otros: Jordi Corsa, el “Romanillo” y uno más que caza la caza menor.

Colocaron Miguelet, “El Romano” y Placi Forcat. Como no: Los lugareños. Se termina de colocar y orden de soltar perros. Pronto, los perros de Marc, detectan los jabalíes. Sale uno y, otro, y otro más. Se escuchan los primeros disparos y la información de que alguno había burlado las paradas. Paco Reillo dispara a uno que iba en dirección de Paco Mañas. No le da y no debió tirarle. Paco Gemero ve al animal que cruza el campo y se acerca a Paco Mañas. Este dispara dos veces, bastante cerca, y lo falla. El animalejo corre bordeando el monte: Paco Gamero prueba suerte, no la tiene. Un sólo disparo El animal escapa

Más disparos. A través de la emisora, Pepe Salcedo informa que ha cobrado uno. Felicitaciones. Más disparos y cierta incertidumbre respecto a como ha terminado un lance. Finalmente, se informa que “El Romano”, ha abatido a otro jabalí. Felicitaciones. Aún salieron varios más. Jordi, el “Romanillo”, tiró a otro. Manolo Pereira, también, aunque lejos. Aún hubo tiempo para un último lance. Marc dice por la emisora: ¡¡Al tanto las paradas!!. Los perros han levantado otro. Paco Gamero lo oye a través de la maleza. El maldito bicho va por lo sucio y no lo puede ver. Solo de vez en cuando aparece entre las matas. Gamero decide tirar. Estaba relativamente cerca, unos 45 o 50 metros. dos disparos y no le da. Finalmente, lo ve que sale entre unos arbustos. Apunta y dispara. No tenía nada claro que no le hubiera alcanzado. Va a ver si hay rastro de sangre, pero se encuentra que el proyectil ha impactado contra el tronco de un árbol. Se acabaron las dudas.

En total, se levantaron 11 jabalíes, se les tiró a 7 y se cobraron 2, aunque existen dudas de que un tercero también se había cobrado. No lo controlamos.

Sobre las 13,30 horas, se dio por concluida la cacería y decidimos llevar los dos jabalíes a Pepito, del Más D’Andall. Se puso muy contento, además de insistirnos de que no era necesario.