1ª y 2ª Cacería 2014/15: ¡¡Reporra!!

 

Preciosa vista de Tartaréu y la Serra La Malera desde la Serra la Mora. Allí cazamos el día 14 de septiembre de 2014

Preciosa vista de Tartaréu y la Serra La Malera desde la Serra la Mora. En la Serra la Mora cazamos el día 14 de septiembre de 2014. En primer término se puede ver una parte del tiradera desde una de las paradas

La primera cacería siempre es especial. Se inicia mucho antes del día señalado. Comienza con la asamblea de final de la temporada anterior. En ella se aprueba el calendario de caza de la próxima temporada y, consecuentemente, se fija cual será el primer día de caza.

Entre la aprobación del calendario de caza y el primer día de cacería hay que hacer frente  a otros aspectos fundamentales para poder iniciar la temporada. Hay que obtener la licencia de caza, el seguro del cazador, la licencia federativa y la autorización para poder hacer uso de la emisora. Algunos deberán proveerse de munición, ropa de caza, impermeables y, porque no, alguno cambiará de arma o mira telescópica. Todo estará a punto unos días antes. La víspera del primer día, unos se relajan y otros estarán nerviosos.

Norberto es uno de los que el día anterior se relaja. Lo acompañaba Paco Gamero que hizo la foto, pero de este sólo se ve su baso

Norberto es uno de los que el día anterior se relaja. Lo acompañaba Paco Gamero que hizo la foto, pero de este sólo se ve su parte de su baso. El trabajo que les había tocado desarrollar ya estaba hecho

 

Para nosotros llegó el día soñado. El 13 de septiembre Nos habíamos dado cita, como siempre, en el local social de Tartaréu, a las 7 h. Había que madrugar porque el calor así lo exigía. El calor afecta especialmente a los perros. Este año fuimos puntuales. Saludos fraternales y reparto de documentación. Algunos desayunaron copiosamente como es su costumbre, otros a organizar la cacería.

Este año se han incorporado seis nuevos abonados: Pepe Blanco y su hijo, Tete, Pepe Prieto, Cristian Alcaine, Marc Badía y el titular del coto de Les Avellanes, Jaume Serra. A todos ellos les damos la bienvenida y les deseamos que disfruten con nosotros y se integren en la colla. Nosotros, este año no hemos tenido ninguna baja, por lo que hemos aumentado en seis el número de abonados. Ahora lo único que falta es que no hagan demasiado el rácano y participen cuantos más días mejor.

El día 13 éramos 25 puestos y 4 rehalas de perros: Miguelet, Javier Jariod, Pedro Berjillos y Xavi Xañé. Falto Joan de Borges por problemas de trabajo y José Manuel Palacios que, aunque estaba, se puso de parada. Está convaleciente por “mala pata”. Deseamos que se recupere. Tambien habían 2 invitados, Manolo que caza la menor en Tartaréu y otro de Sástago.  Echamos a faltar a José Berrocal y sus socios, Berrocal debía tener algún problemilla ineludible y sus socios, tal vez fue el calor lo que los hizo desistr  Con lo que había, hicimos el sorteo habitual y a las 7,40 todos en marcha, a las 8,15 h., todos colocados a las 8, 40 h., suelta de perros. Ya hacía calor.

Buena parada la de la Balsa Felip en Comallonga. Allí le tocó a Paco Gamero. Mucho calor y muchas moscas. Igual que todos los demás, sin suerte este día.

Buena parada la de la Balsa Felip en Comallonga. Allí le tocó a Paco Gamero. Mucho calor y muchas moscas. Igual igual que todos los demás ese día; sin suerte.

 

Se empiezan a escuchar las primeras ladras. Eran corzos o zorros. Muchos corzos y a nosotros sin llegarnos las anillas. De jabalí ni rastro. Pasa el tiempo y no hay señales de los “macarenos”. Se masca la “porra”.

 

Otra vista del tiradero desde la parada de la Balsa Felip, en la Serra de Comallonga

Otra vista del tiradero desde la parada de la Balsa Felip, en la Serra de Comallonga. Tampoco pasó nada

Los perros están cada vez más agotados. Había algún indicio de que un perro de Xavi Sañé había encontrado un jabalí. No salió tal animal, pero el perro volvió con el inconfundible olor del porc senglar. A las 11,40 h., orden de retirada.

Nos volvimos a reunir en el local social de Tartaréu donde Miguel Canut y Olga nos ofrecían bebidas refrescantes y muchos de nosotros nos quedamos analizando la cacería y degustando un buen “comistrajo”. La primera cacería terminaría como la última de la temporada anterior: buena mesa, buen ambiente y muy buen humor.

La primera cacería de la temporada 2014/15, la terminamos casi como la última de 2013/14. Con una buena comida. Eso sí, no se quedaron todos, pero sí un buen grupo

La primera cacería de la temporada 2014/15, la terminamos casi como la última de 2013/14. Con una buena comida. Eso sí, no se quedaron todos, pero sí un buen grupo.

 

Reajustado_Javier Jariod y otros

 Que majos los tres “mañicos”. José Manuel con cara de circunstancia, debido a su mala pata; Javier con  sonrisa de sorna, por no haber encontrado ni un sólo jabalí. El otro,  Cristian,  nuevo en esta plaza, a lo suyo: bebe y pasar de tonterías intrascendentes.

Todos a lo suyo. Miguel Canut invitando a que repitieran los comensales. Ya estaba bien, no se puede comer mucho que despues se engorda.

Todos a lo suyo. Miguel Canut invitando a que repitieran los comensales. Ya estaba bien, no se puede comer mucho que después se engorda y cuesta mucho subir a la montaña.

 

 

La segunda cacería; 14/09/2014

La segunda cacería la diseñamos por la mañana, en el local social de Tartaréu donde nos dimos cita, esta vez a las 7,30 horas. Nos equivocamos porque se hizo muy tarde y, después, el calor nos pasó factura.

La elección del cazadero lo hicimos en base a los participantes. En total nos reunimos 15 paradas y dos rehalas de perros, las de Miguelet y Pedro Berjillos que decidió quedarse porque ya presumíamos que nos faltarían perros. Pero como se incorporaron 5 invitados, la zona debía ser adecuada. Nos decidimos por la Serra la Mora. Había posibilidades.

Al fondo, la serra de la Mora. Allí cazamos el día 14 de septiembre de 2014

Vista de la Serra la Mora desde una parada del cazadero de Comallonga

 

Lo peor era ubicar las posturas. Placi, Miguelet y El Romano se esforzaban en encontrar el mejor sitio para cada uno de los participantes. Llevó tiempo. Cuando finalmente todo estaba claro y con la seguridad de que el cazadero estaría bien cubierto, ya eran las 9 horas. No se hizo sorteo porque había paradas muy complicadas y tenían que subir andarines en forma. Eso sí, eran las mejores paradas, en teoría. A las 9,45 horas todo el mundo en su sitio y orden de soltar perros. El calor ya se dejaba sentir.

 Pronto se informa a través de la emisora que los perros han encontrado una manada de jabalíes, que se dispersan. Eran pequeños, de unos 25 o 30 kg., salvo uno, presuntamente la madre. Los perros los persiguen desperdigados y no consiguen sacarlos. El más grande cruzó hacia Os de Balaguer. No se pudo alertar a los que cubrían aquella zona porque eran invitados y no llevaban emisora. Dos horas después de la suelta, los perros, empiezan a dar claros síntomas de agotamiento. El calor estaba pasando factura. Josep Marchal tira sobre un zorro. No se queda con él. ¡¡¡Demonios!!!. Ni eso.

Vista del cazadero de las Serras Belles, desde la Serra la Mora

Vista del cazadero de las Serras Belles, desde la Serra la Mora, donde pensamos cosechar éxitos

Cuando ya se está a punto de recoger, los perros de Pedro Berjillos, levantan un buen Jabalí. Pedro Grita por la emisora al tiempo que dispara sobre el bicho. No lo toca. -Va hacía arriba, informa. Todo el mundo en tensión. Pepe Salcedo dispara sobre el animal; dice por la emisora que no sabe si lo ha tocado. Paco Gamero, le aclara, que por la velocidad y el ruido que hacía sobre la maleza, era totalmente improbable que lo hubiera tocado. Se alertan las paradas hacia donde se dirige el animal. Dos disparos. Silencio. Lo rompe Manolo Pereira diciendo que el jabalí está cruzando los campos. Pronto, José Mª Reichardt dice: He tirado yo. Creo que lleva una pata rota.

Pepe Salcedo. No, por mucho que quiera no convence a nadie. Quiso inventarse una parada y no cubrió el paso tradicional de los jabalíes en aquel sitio. Lo pagó con el fallo. No aprenderá nunca, por mucho que se le diga.

 

Pepe Salcedo, el eterno díscolo para quedarse en el sitio que le toca, no quiere reconocer su error al no ponerse en el paso y buscar unas rocas para subirse y tener más visibilidad. Lo pagó con un fallo. Los lugareños le aseguraban que ese jabalí le hubiera pasado a 5 metros.

Pues muy bien, dos tiraron al mismo animal. Según los lugareños, si Pepe Salcedo se hubiera colocado en el sitio que le dijeron, le podía haber tirado a 5 metros. Pero Pepe es así, le gusta subirse a las piedras ¿Tendrá complejo de cabra?. José Mª Reichardt es peor; estrenaba rifle, mira telescópica y munición y, encima, le tiró en un campo. No sabemos si es que se puso muy nervioso o que no quería ser el primero en cobrar un jabalí esta temporada. Se despidió de nosotros a través de la emisora.

José Mª Reichardt, falló el jabalí, a pesar de estrenar rifle y mira telescópica. El animal cruzó un campo y lo desafió. Salió victorioso

José Mª Reichardt, falló el jabalí, a pesar de estrenar rifle y mira telescópica. El animal cruzó un campo y lo desafió. Salió victorioso del lance. Eso sí, según José María, con una pata rota.

No hubo para más. Recoger los exaustos perros y despedirnos hasta dentro de 15 días. Una porra más, luego dos porras seguidas es igual a

¡¡¡ REPORRA ¡¡¡.